El regalo perfecto


Es Navidad. Tiempo de paz, amor, familia, amigos y  no lo vamos a negar, tiempo de regalos. Y me niego a entrar en una polémica ya manida sobre el consumismo en estas fechas. A mí me gusta recordar que hace casi 2017 años Los Reyes Magos llegaron a un humilde portal de Belén a adorar al Niño Jesús. Y en señal de gratitud y respeto le ofrecían oro, incienso y mirra. 

Así que diré sin remordimientos que cuando llegan estas fechas me gusta encargar a Sus Majestades de Oriente bonitos regalos con los que poder obsequiar a los míos en señal de amor y gratitud.

Sin embargo  no siempre es fácil acertar con el presente ideal… Especialmente complicado me parece regalar a los más jóvenes pues, aunque los adultos no lo queramos reconocer, no siempre conocemos sus gustos a fondo.

Mas hay un regalo que nunca falla; es lo que podemos llamar “el regalo perfecto”.
Si se elige bien, es algo bonito que fomentará su imaginación; algo que bien cuidado les durará para siempre; algo que les transportará a lugares desconocidos, despertará su interés, ampliará sus horizontes, les divertirá o incluso les llegará a emocionar. Además les podrá  enseñar nuevas cosas y les hará soñar despiertos…  ¿Qué más se puede pedir?

Obviamente, estoy hablando de regalar literatura. Por eso siempre me gusta que los peques en sus cartas introduzcan algún nuevo ejemplar que les gustaría tener… y si no lo hacen, pues ya está aquí la tía/madre/amiga pesada que siempre regala libros. ¡Esa soy yo!

Así que os animo profundamente a que aprovechéis estos días para regalar historias preciosas en forma de cuento. Deteneos un momento en vuestra librería favorita y pensad en qué os gustaría que leyeran estos días vuestros pequeños… ¡las posibilidades son infinitas! Disfrutad eligiendo. No lo dudéis, seguro que acertáis.

Os deseo a todos una muy Feliz Navidad y en unos días os contaré qué regalitos literarios nos han dejado los Reyes o Papá Noel.

One response to “El regalo perfecto

  1. ¡También las/los abuelas/os regalamos libros! No nos olvidemos. Bueno, tras reivindicar nuestra figura, decir que me ha encantado tu reflexión. Además de abrir la imaginación de nuestros peques a aventuras inimaginables y hacerles “vivir” experiencias maravillosas, crear en ellos el hábito de la lectura desde sus primeros momentos va a formarles como personas abiertas, respetuosas y con valores imprescindibles para su posterior desarrollo. ¡Bravo por la idea!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s