El Pollo Pepe y la magia del POP UP

 

img_8076

El post de hoy vamos a dedicarlo a los más pequeños de la casa. En ocasiones podemos caer en el error de pensar que el niño que no sabe leer no tiene interés por la lectura. Nada más lejos de la realidad. La oferta editorial es tan amplia hoy en día que podemos encontrar infinidad de títulos dedicados a los no lectores.  Este tipo de publicaciones son una herramienta fantástica para que, ya desde edades muy tempranas, puedan adentrarse en el mundo literario.

Especialmente recomendables para ellos son los llamados libros interactivos. Estos no son otros que aquellos que permiten al niño manipular, de alguna forma, el propio cuento. Tal y como señala la profesora Teresa Colomer en su manual Introducción a la literatura infantil y juvenil, este tipo de obras pueden ser desplegables, plastificadas, con lengüetas, páginas superpuestas, tiras combinables, de agujeros, con elementos incorporados como pegatinas o juguetes y, por supuesto, los famosísimos POP UP.

Una vuelta rápida por la sección de literatura infantil de cualquier librería sirve para darse cuenta de que los cuentos POP UP son un auténtico éxito editorial. Y no es extraño porque, la verdad, es que son divertidísimos.

Por norma general, son relatos que no contienen mucho texto, así que son ideales para los no lectores y nos brindan la oportunidad de poner en práctica un poquito de lectura de regazo. Estéticamente son preciosos y, además, la posibilidad de creación de movimiento y volumen, bien al abrir el libro o bien al tirar de alguna lengüeta, proporciona a los críos grandes momentos de entretenimiento y sorpresa. Y es que, como docente y como madre, creo que poder asombrar a los más jóvenes es todo un reto que, sin duda, debemos afrontar cada día.

Es muy importante trabajar la capacidad de admiración con ellos. En una sociedad tan inmediata como la nuestra en la que la solución a muchas cosas se consigue a partir de un simple “clic” corremos el riesgo de perder la curiosidad o las ganas de investigar. Por eso me encantan este tipo de cuentos… Da igual las veces que se los dejes, nunca parecen cansarse y siempre se maravillan al ver crecer la ilustración.

Como ya os he dicho, hay muchísimos ejemplares POP UP pero, sin duda, uno de nuestros favoritos es El Pollo Pepe.

Desde que saliera la primera edición, en 1998, El Pollo Pepe ha conquistado corazones de grandes y pequeños; tanto es así que SM ha editado ya distintos formatos. Concretamente, nosotras tenemos El gran libro del Pollo Pepe pero cualquiera de sus variantes son igual de entusiasmantes.

Os animo a que le echéis un vistazo y si tenéis oportunidad dediquéis un ratito con vuestros hijos a este estupendo libro-juego. Os aseguro que no os arrepentiréis porque, de verdad, les va a encantar.

Recordad que si les leéis vosotros la historia debéis poner una voz muy grave y profunda ya que nuestro amigo El Pollo Pepe come taaaanto que se está haciendo muy muy graaaandeeeee.

¡Ah, se me olvidaba! Tened en cuenta que si el lector es todavía muy bebé la integridad del cuento corre cierto peligro…

¡A disfrutarlo!

One thought on “El Pollo Pepe y la magia del POP UP

  1. Me parto con el comentario: “¡Ah, se me olvidaba! Tened en cuenta que si el lector es todavía muy bebé la integridad del cuento corre cierto peligro…” te dire queridíiisima amiga, que los no tan bebes ponen también en peligro estos tesoros… Interesante tener cinta de embalar para reparaciones o refuerzos… ;o)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s